LOS BATIDOS VERDES

Dieta

Están de moda, ¡y más que nunca! ¿Sois de batidos verdes? ¿Sabéis qué son y cómo funcionan? Os hacemos un breve resumen porque, si son hechos con productos ecológicos, ¡siempre serán más buenos, sabrosos y saludables!

1 - Fruta y verdura: los batidos verdes no son hechos sólo de verdura o sólo de fruta (en este caso, ¡serían sólo batidos de fruta!). Siempre tienen que contenenr una mezcla de los dos tipos, para equilibrar la necesidad de ingerir verdura cruda –es más difícil hacerlo de otra forma que no sea así– con la fruta que casi siempre se come cruda. Si, como mínimo, contiene una pieza de cada ya se convierte en un batido verde. Se suelen utilizar entre 4 y 6 piezas de fruta y vegetal (o partes: media rama de apio, un brote de col kale). Y siempre bien combinadas teniendo en cuenta la cantidad de personas que se beberán el batido: ¡seguro que encontráis vuestra medida!

2 - Que sea líquido. ¡Sobretodo! No hay nada peor que un zumo o batido de origen vegetal que ir encontrando pedazos y grumos mal licuados. Es sencillo de solucionar: si estamos tratando con productos fáciles de licuar, dejamos que la batidora vaya batiendo un rato considerable, hasta cuatro o cinco minutos, y así nos aseguramos de que tenemos un batido lo más fino posible. También podéis añadirle agua o un licuado vegetal (de arroz, de avena…), que nunca está de más para hacerlo más líquido. Si ponéis a batir un ingrediente complicado de licuar (una zanahoria, una remolacha, un brócoli… ¡Siempre dejan trozos!), podéis colar el batido resultante y, así, ¡los grumos quedan fuera del vaso!

3 - Hay que combinar bien los alimentos. No se trata de mezclar lo primero que agarremos de la cocina y la despensa. De hecho, este error se comete mucho al principio, cuando no tenemos demasiada experiencia en hacer batidos. Si combinamos kiwis y naranjas tendremos, seguro, un gusto ácido. Kiwis y manzanas pueden hacerlo más equilibrado. Asimismo, un batido con mucho plátano, fresa y melocotón será inevitablemente dulzón, incluso empalagoso. Hay que ir encontrando el equilibrio de sabor y, sobretodo, ¡que sea de vuestro agrado!

4 - ¡Sigamos a los expertos! Hay batidos para todo tipo de situaciones. Hay algunos que, bien hechos, aportan una dosis de energía mañanera que funciona mejor que un café. Los hay que ayudan a revitalizar la piel. Los hay que son especialmente indicados para un órgano en concreto: el hígado, los riñones… Seguid los consejos de los expertos en las plataformas donde podáis seguirlos, ¡que vale la pena saber qué batido hacer en cualquier situación!

5 - Haced vuestra propia lista! Si sois mañosos en la cocina, segur que tenéis habilidad a mezclar sabores; en esto, los batidos tampoco tienen mucho secreto. Haced el método del ensayo y el error, combinad aquella receta de batido de un portal especializado de Internet con uno o dos ingredientes que os gusten y creáis que puedan darle un vuelco a su sabor. Y anotaros vuestras propias recetas, ¡que siempre que las repitáis os encantará!

Ya lo veis, los productos más saludables se han reconvertido en este tipo de comidas, crudas, que se pueden ingerir siempre ¡y que siempre son beneficiosas para el cuerpo humano!

 

Todos los productos de BIOnofre, por su calidad bio, son susceptibles de entrar en vuestra dieta de batidos verdes. ¿Os animáis a probar alguno?

Volver al listado