LA TEMPORADA DE OTOÑO YA ASOMA...

Temporada

Ya llueve un poco más, el calor que hacía durante todo el día empieza a acortarse por las mañanas y noches… ¡Son síntomas que el otoño ya empieza a asomar en Cataluña! Empieza a ser temporada de recogimiento, de abrigarnos un poco más, de comer alimentos más pesados para soportar este frío creciente, las frutas y verduras pierden dulzura y ganan en pieles duras… ¡Bienvenidos al otoño!

 

¿Y qué productos tendremos a mano, durante esta época?

 

1 - Calabazas: una de les protagonistas por excelencia del otoño. Ya empiezan a verse las primeras calabazas fritas, las primeras y deliciosas cremas de calabaza, las calabazas de todo tipo y con todo tipo de usos… ¡Hay que aprovechar la temporada!

2 - Setas: Los protagonistas indiscutibles del otoño en Cataluña. En todos los bosques, en rincones escondidos que sólo conocen los buscadores de setas expertos, y en las paradas de mercados y tiendas. ¡Son el centro de la dieta de otoño y los platos de temporada!

3 - Manzanas: ¡ya han llegado y nos durarán hasta invierno! Dulces –según la variedad–, más ácidas, más harinosas, otras para cocinar al horno, para compota de manzana o, directamente, ¡comerlas a mordiscos! Hay mil y una. ¿Cuál es la vuestra?

4 - Frutos secos: ¡se encuentran en plena temporada! Castañas, almendras, avellanas, nueces… Llegan para durar hasta pasado el invierno, por su fácil conservación. Aportan calorías y son un perfecto complemento para ensaladas, algunos sofritos, para comer de postres… ¡Imprescindibles!

5 - Naranjas, mandarinas, limones: los protagonistas del otoño… ¡y el invierno! Repletos de vitamina C, son ideales para realizar aquellos zumos mañaneros que combaten tan bien los resfriados, aparte de tener un gusto excelente, ácido según la variedad, y que todos asociamos a combatir el frío de la mejor de las maneras: ¡naturalmente!

6 - Granadas: una fruta que parece muy difícil de pelar –de hecho, por fuera es dura como una piedra–, pero que tiene dentro de si las semillas más dulces, sabrosas y excelentes del otoño. Hay quien se las come solas y hay quien crea la ensalada perfecta añadiéndolas por encima. ¡Buenísima!

7 - Tomates: daos prisa, ¡que se acaban! Conforme avanza el otoño, las variedades de tomate se van acabando hasta que ya nos podemos olvidar del complemento más dulce de la ensalada. Habrá que esperar, entonces, a que lleguen las variedades de Raff de invierno…

8 - Higos: a quien le gustan los higos, no tiene punto medio: los idolatra. En esta época hay de los blancos, negros, de piel verde, de Cuello de Dama ¡y mil y una variedades más! Jugosas, tiernas y muy dulzonas. Sólo las hay ahora, a finales de verano y principio de otoño: ¡hay que aprovecharlo!

9 - Uvas: es época de vendimia y es un gran tiempo para comer uvas. Blancas, negras, moscatel, ¡todas son buenas y muy dulces! No nos extraña que los romanos se enamorasen, y que Cataluña haya sido, desde siempre, ¡país de uvas y de vino! ¿Queréis un racimo?

10 - Coliflores/brécoles/brócolis: a finales de otoño empezarán a verse los primos de la col, que también asomará cuando empiece el frío. Ya nos podemos poner a preparar cocidos de verduras, verduritas al vapor, verduras al wok… Porque, cuando es época de coles, ¡significa que fuera ya hace frío!

11 - Puerros y apios: los puerros –también llamados “ajos porros”– y los apios también se encuentran en plena temporada. Con muchísima variedad de usos, los puerros son primos de la cebolla y tienen aplicaciones similares: sofritos, caldos, cocidos, para dar gusto a arroces y sopas… Y los apios frecuentemente se ven cocidos o en batidos verdes, con su gusto intenso, pero también se pueden comer crudos en las ensaladas: ¡a los fanáticos del apio les encanta!

12 - Caquis: con el otoño, empieza la temporada de los jugosos y dulces caquis; una fruta tropical –japonesa, de hecho– que se ha adaptado la mar de bien en Cataluña y la Comunidad Valenciana. Muy bueno para zumos, batidos y mermeladas, sin cocinarlo; ¡hay que comerlo muy maduro para potenciar al máximo su sabor!

13 - Membrillos: aromático como pocos, el membrillo también es un símbolo del otoño en Cataluña. Preparado en cocción lenta o con el clásico y azucarado dulce de membrillo, o con vino dulce, ¡hay quien incluso los usa como ambientador de fondo de armario o en el coche!

14 - Batatas: otro clásico del otoño, proveniente de América y que hemos adaptado en la Península. De piel dura, y con las mismas aplicaciones que el otro tubérculo estrella, la patata: frito, cocido, hecho puré, en cremas… ¡Es también un clásico de la Castañada!

15 - Peras: hay todo el año, pero las de otoño empiezan a tomar aquel equilibrio entre consistencia, sabor y dulzura. Se pueden ver ya las últimas blanquilla y ercolina, y las primeras conferencia, que durarán hasta entrado el invierno.

 

No queremos dejar en el aire otros productos que todavía alargan su temporada y que debemos aprovechar antes de que se acaben, o que duran todo el año. Por ejemplo, tenemos calabacines, pimientos –rojos y verdes–, patatas y cebollas, zanahorias, kiwis, nabos y chirivías, endibias, las últimas ciruelas….

 

En BIOnofre somos expertos en productos de temporada, ¡porque cultivamos y recogemos verduras ecológicas durante todo el año! Nuestras tiendas están llenas de ellas. ¿Queréis venir?

Volver al listado