¡LA PRIMAVERA ES TEMPORADA DE FRUTAS!

Temporada

Aunque el invierno se está resistiendo a irse del todo, ¡ya se puede decir sin miedo que la primavera ha llegado a nuestros campos! Ahora empiezan las mesas a ganar propiamente mil y un colores. El estallido de la naturaleza no sólo se ve en los árboles y huertos, sino que también llegan las primeras frutas de temporada, añadiendo su valor y color a nuestra dieta.

Las manzanas, las peras de invierno y los cítricos ya son al final de su temporada, ¡y poco a poco irán llegando muchas variedades de fruta para llenarnos de nuevo la despensa y la mesa! Ahora llegan las variedades más tardías de cítricos, las primeras fresas y fresones, las cerezas y los nísperos, que ya asoman la cabeza; y también se empiezan a ver diferentes variedades de ciruela, como las rojas y las amarillas (de las primeras).

 

 

Por lo que respecta a verduras y hortalizas, las alcachofas no pierden empuje y aún seguirán siendo muy buenas antes de llegar al verano; empieza la temporada de espárragos (primero los verdes, después los blancos), que son sabrosísimos; y también nos vienen las plantas con vaina: las judías tiernas (como la “perona” o la “del cuc”), las habas, los guisantes y los tirabeques. ¡Tampoco nos olvidamos que aún habrá escarolas, coliflores verdes, brócolis y coles hasta el verano! Y, gracias al clima que enfría menos –descartando alguna helada tardía–, es buen tiempo para las lechugas. Sin olvidar los ajos tiernos, ¡que estos días entrarán en muchas recetas!

Las comidas, en general, ganan en dulzura; principalmente gracias a toda este abanico de fruta de nueva savia, que llega cargada de color y energía. No hay que olvidar que la primera cosecha de fruta siempre tiene un punto más ácido que el resto de la cosecha, cuando se entra propiamente en temporada del producto, pero las frutas son tan esperadas después del invierno –¡y más si ha sido largo!– que a nadie le importa. En parte, los platos también ganan en dulzura porque es temporada de floración en todas partes, y muchas flores se pueden consumir en crudo en las ensaladas o añadirse a los guisos.

 

En BIOnofre tenemos muy claro qué productos son de temporada en cada época del año. ¿Os contamos sus secretos?

Volver al listado