¡ES TIEMPO DE CEREZAS!

Productos

Llegada la primavera, llegado el mayo, ¡los árboles y los campos son un estallido de color durante este tiempo! Pero hay una fruta que brilla con luz propia: ¡las cerezas! ¿Cuáles son sus ventajas y beneficios, a parte de un gusto dulzón –con un punto ácido a la vez– que enamora tanto a mayores como a pequeños?

1 - Vitaminas: las cerezas son ricas en vitaminas A, K y C, que van bien para la piel, la vista y, sobretodo, para combatir esos resfriados primaverales, ¡que siempre aparecen cuando menos nos lo esperamos!

2 - Antioxidantes: las cerezas también contienen varios antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento del organismo humano. Además, apenas tienen colesterol o grasas, y su valor energético lo aportan, principalmente, los hidratos de carbono. ¡Por eso podemos tomar un puñado sin temer nada!

3 - Fructosa: la dulzura natural de las cerezas proviene, en gran medida, de la fructosa que contienen. Cabe decir también que contienen fibra, que ayuda sobremanera a regular el tránsito intestinal.

 

 

 

 

4 - ¡Ojo con el hueso! No solo porque nos lo encontramos, seco, en medio de tanta dulzura y hay que escupirlo (¡suerte que es fácil!). Las substancias incluidas dentro del hueso –si se abre– pueden ser ligeramente tóxicas para nuestro sistema digestivo. ¡Conviene quitárselo de encima!

5 - Complemento perfecto: aparece en platos de la gastronomía catalana (magret de pato con cerezas, gazpacho de cerezas, pollo al horno con cerezas, ensaladas que la incluyen), así como en postres por su dulzura; ¡sobretodo, en cocas, bizcochos y macedonias! Pero la forma en que más se consume es directamente, al natural; ¡recordad que es fruta de temporada!

6 - ¡Son de proximidad! Sin ir más lejos, Llers y Terrades (Alt Empordà) son de los pueblos de la provincia de Girona donde hay una larga tradición de cerezas. Y también hay en todas partes: en el Baix Llobregat, en el Maresme, en el Baix Ebre… ¡La proximidad del producto hace que aún sea más bueno y nos aporte más confianza!

7 - Y si son bio, ¡mejor Ese gusto más intenso que se consigue con una cereza no tratada con productos agroquímicos es de los sabores que enamora. La gente mayor lo dice, que les recuerda a cuando eran unos niños que cogían las cerezas directamente de los árboles…

 

Ya lo veis: la cereza es uno de esos productos ecológicos tan buenos ¡que no podemos evitar comer más de una cuando llega la primavera!

 

En BIOnofre tenemos cerezas de temporada durante cada primavera, ¡sabrosas y dulces como ellas solas! ¿Queréis probar alguna?

Volver al listado